Aprendizaje vital en las Jornadas 2.0 del CEEM

Aprendizaje vital en las Jornadas 2.0 del CEEM

El pasado 12 de julio daban comienzo las VII Jornadas 2.0 del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina -CEEM, por sus siglas, un órgano representativo de las delegaciones de estudiantes. En esta ocasión me gustaría contar un poco lo que he vivido en ellas, así como cuál fue el camino por el que las descubrí. Espero poder transmitiros toda la ilusión que he sentido en estos cuatro días de conexión. Han sido todo un descubrimiento, tanto por lo aprendido, como por, aún más importante, las maravillosas personas que lo han hecho posible y que he conocido aquí. Gracias.

Antes de comenzar también me gustaría decir que la descripción que voy a hacer de los talleres va a ser muy somera. Al menos en comparación con todo lo que ofrecieron, con todo lo que aprendí en ellos. Así que os invito a que investiguéis sobre los temas que más os atraigan. Y que preguntéis a los ponentes. Directamente.

Lo cierto es que la historia comienza bastante antes de las Jornadas, cuando conocí el CEEM por primera vez. Fue en enero cuando, a través de twitter, me llego información de una campaña que estaban haciendo en ese momento. Poco tiempo después coincidí con una persona en la delegación de mi universidad que participaba desde dentro del propio CEEM. Y desde ese día mi interés por esta organización fue aumentando, bien porque me enamoraban las actividades que hacían, bien porque mi compañera del CEEM ponía unas expectativas muy altas sobre todo lo que daba.

Así que con el tiempo me decidí a participar en algunas de sus actividades a través de reuniones online. Y finalmente llegaría la oportunidad de conocer en persona lo que es un evento CEEM. Las Jornadas 2.0, desde el 12 al 15 de julio. Han sido el descubrimiento del año.

Esta actividad ha juntado a un gran grupo de personas motivadas que, en medio del verano, de jueves a domingo, con mañanas y tardes incluidas, han dado un paso más allá de lo que es la medicina en las facultades. Gente que ha venido de todo el país a vivir una experiencia única.

Cuando salía de mi casa el jueves para coger el bus y dirigirme a Madrid, iba con cierto nerviosismo. No sabía que esperar; el programa era impactante (por lo interesante) y las expectativas, como ya he dicho, se habían puesto altas. Al llegar se despejaron todas las dudas; un taller de bienvenida y una introducción al activismo estudiantil servirían para romper el hielo.

En el primer taller pudimos conocer a cada uno de los participantes; sus razones para estar en medicina, algo de su vida, que hubieran hecho si no estuviesen en la carrera… El taller de activismo también estuvo lleno de grandes momentos; dio toda una vuelta a mi concepción sobre el activismo. Y aprendí, en ese preciso instante, una de las ideas que se repetirían a lo largo de toda la jornada (y que espero se repita a lo largo de toda mi vida): el cambio lo inicias tú. Es tu decisión. Y es fácil, puedes empezar por cosas simples. Además estas construyendo una cadena, si tu cambias la persona de al lado te verá y quizá cambie.

Politics vs policies


A la mañana siguiente tendríamos ante nosotros a José Manuel Freire, experto en sistemas públicos de salud, colaborador en la creación del Servicio Vasco de Salud. Su charla, “Politics vs Policies” descubrió un aspecto bastante alejado de las facultades; las dos caras de la política sanitaria. Una, la entendida como la acción política que busca el cambio, la otra, como la política que es el eje de ese cambio. Como instrumento del cambio sanitario.

Una de las frases clave que nos dejó el señor Freire: lo fundamental en la sanidad es concentrar beneficios para diluir costes. Es la base del éxito en política sanitaria.

Desde luego las dos horas que estuvo con nosotros fueron un continuo de información que aun hoy estoy procesando mientras leo las notas que tomé. Solo me gustaría resaltar unas pocas ideas:

  • La salud pública depende de dos códigos: el postal y el genético
  • Esta salud pública debe buscar la promoción, la protección y la prevención
  • La base de los sistemas sanitarios actuales es el NHS (National Health System británico)
  • Los retos pasan por dar una cobertura por derecho a todas las personas (aunque ya existe de facto) y conseguir que las personas elijan los servicios públicos por su calidad

Hicimos una reflexión; la pregunta no es si el sistema sanitario es sostenible. Es evidente que es o tiene que ser sostenible, pues es necesario para la sociedad. La pregunta es cómo hacerlo sostenible.

El cómic en medicina


Con las emociones todavía a flor de piel, vendría Mónica Lalanda, médica sobre la que ya he escrito en este blog. En este caso el tema era “El cómic como herramienta de comunicación para la salud”. Una herramienta útil en todos los aspectos de la formación médica que están algo desatendidos: el inglés, la ética, la gestión, lectura crítica y las nuevas tecnologías. Entre otros.

Nos presentó una serie de utilidades para poder descubrir toda la grandeza del mundo del cómic médico (los “Annals of Graphic Medicine”, los artículos-cómic del The Lancet, la página web de Medicina Gráfica). Desde luego descubrimos una serie de títulos muy apetecibles. Muchos de ellos los podéis encontrar en la web de Medicina Gráfica, que os invito a visitar.

Parte del trabajo que hacen en Medicina Gráfica es analizar los diferentes cómics médicos que se publican. En este caso se trata del último análisis hasta la fecha; Neurocómic

¿Por qué funciona el cómic como método de enseñanza? Es el arte de lo invisible, te permite imaginar los fotogramas que no existen para que cada uno aporte, mediante su mente, la carencia. Y esto es una sensación más profunda e integradora, facilita el aprendizaje. El cerebro tiene avidez por las imágenes, por los colores y las diferencias, y aquí se descubre.

Por otro lado, los personajes de los cómics pueden llegar a ser absurdamente simples, con lo que facilita la identificación personal. Tiene que ver con la autopercepción de las caras: es lo que hace que nos gusten los emoticonos. En este sentido hicimos una pequeña actividad sobre “La revancha el paralelogramo”… Os invito a visitarla y a hacerla.

Toda una delicia. Esa sería la frase que definió esta charla. La señora Lalanda nos explicó, acertadamente, que la utilidad del cómic trasciende al mundo médico; los pacientes, los estudiantes, todos pueden beneficiarse de los dibujos y de dibujar. Desde luego si alguna vez tenéis la oportunidad de escuchar a Mónica, os invito a hacerlo.

Farmaindustria: no es sano


La tarde del viernes comenzaría con una pequeña y corta charla a cargo del Psiquiatra Gonzalo Salazar sobre los trastornos de la conducta alimentaria. Y sin perder tiempo pasaríamos a uno de los talleres más intensos: Farmaindustria. El poder de las farmacéuticas para influir en el estado mediante los lobbies (si bien los lobbies no son todo malos o todo buenos).

Hay dos problemas principales en cuanto a la Farmaindustria:

  1. Falta de innovación
  2. Falta de acceso

Un ejemplo rápido: el 90% de las enfermedades corresponden solo al 10% del dinero en investigación.

Poniendo el foco en la innovación hay datos verdaderamente espeluznantes; la mayoría de los fármacos nuevos producidos no tienen ventajas clínicas respecto a versiones anteriores, solo algo más del 1% llegan a ser medicamentos “top”, y hay un proceso de reverdecimiento para renovar las patentes de manera continua y permitir a las empresas farmacéuticas continuar con sus beneficios.

Una de las frases más repetidas para aumentar el precio de los fármacos (y de lo que hablaré algún día) es que la investigación puede costar de uno a dos billones de euros. Si bien es cierto que la investigación no es barata, una gran parte de esta se hace en universidades y centros públicos, con lo que las empresas no tienen que gastar nada. Y utilizan esto para inflar las cifras. Por no hablar de que la mayoría de las farmacéuticas gastan más en marketing que en I+D.

Logo de Farmaindustria

Respecto a la falta de acceso, se nos presentaron una serie de ejemplos como el del Sofosbuvir para la hepatitis B o el de los “genéricos gone wrong”, genéricos que subían estratosféricamente de precio al no tener competencia.

“Could you patent the sun? Same with vaccines” – J. Salk.

Pero no todo es oscuro en el mundo, y también existen soluciones para estos problemas. Si bien me es imposible explicar en un solo artículo todo lo que fue y lo que dio de si esta jornada formativa, os invito a que indaguéis en el Proyecto 3P: Push, pool y pull. Quizá el futuro de los fármacos pase por él.

Sin embargo sí que me gustaría remarcar qué se puede hacer individualmente para buscar el cambio de esta situación:

  • Como estudiantes podemos conocer la investigación de nuestra universidad. Así como descubrir qué medidas toman al respecto de sus descubrimientos.
  • Como profesionales podemos ser escépticos, contextualizar todas las situaciones y asociarnos para aunar fuerzas (ver el ejemplo de las batas blancas de Galicia)
  • Como ciudadanía se puede saber votar y exigir compromisos

Podéis ver que este taller fue todo un descubrimiento.

En último lugar, la charla final del viernes fue sobre las pseudociencias. Un médico de la Organización Médica Colegial vino en representación del Observatorio contra las Pseudociencias. Y nos descubrió las más de 170 variedades que existen en nuestro país. Todo mezclado con suricatos y faros entre las diapositivas. (Esta última frase es un guiño para los asistentes)

Privatización y otras tramas


La mañana del sábado comenzaba intensa con el proyecto Audita Sanidad, una auditoria pública de la deuda en la salud pública de Madrid. Victoria, Vicente y Juan Luis, tres activistas sanitarios, nos explicaron la corrupción del artículo 135 de la corrupción (el gasto social está supeditado a la deuda) y toda la deuda ilegítima generada en el estado.

Aunque la primera impresión es que se trata de algo muy técnico, es realmente importante conocer los entresijos de la deuda y del movimiento que hay en los sistemas sanitarios para poder entender la situación en la que estamos; la deuda, separada en legítima o no (los “elefantes blancos” como el aeropuerto de Castellón, sin uso, son ejemplos de deuda ilegítima) y como está dividida en los hospitales.

Ciertamente fue un taller muy intenso, pero os invito a que entréis en su página web, leáis los informes anuales que preparan y descubráis toda la corrupción que puede llegar a instalarse en la salud, en este caso madrileña.

En la charla de Audita Sanidad también nos hablaron de los Lobbies Sanitarios

Solo me gustaría dejar resaltadas en este blog las soluciones que proponían para evitar que se den situaciones en las que las empresas puedan abusar de la deuda del estado:

  • Es clave poner de manifiesto la situación de abuso
  • La deuda es sometimiento, pone fin a derechos básicos y precariza
  • Las auditorías son conocimiento y empoderamiento de la sociedad
  • Entender la legitimidad o ilegitimidad de la deuda nos permite trabajar para eliminar la parte que no nos corresponde

Audita Sanidad es un colectivo muy importante; es todo un lobby de lucha en defensa del colectivo ciudadano.

Lobbies del mundo


Carlos Fernández Escobar era el siguiente ponente, con su taller sobre “Los 4 jinetes del apocalipsis”. Se trata de los cuatro grandes lobbies que hay en el mundo: BigTobacco, BigAlcohol, BigFood y BigOil. 

Realmente se trató de un taller muy participativo: en grupos descubrimos, en la primera parte, todas las acciones que pueden tomar estas industrias para conseguir su objetivo, el mayor beneficio. Era apabullante y ciertamente descorazonador. Sin embargo, la segunda parte sobre las acciones que puede tomar la persona (consumidor, estudiante, médico) para hacer prevalecer sus derechos nos consiguió sacar una sonrisa.

Carlos es residente de medicina preventiva y formador del CEEM

De hecho, si bien hay 4 jinetes del apocalipsis, también hay 4 “aes” del consumidor:

  • Awareness: Conciencia
  • Aceptability: Aceptación cultural
  • Availability: Disponibilidad
  • Affordability: Precio

Os invito a que os informéis y os forméis sobre las acciones que podéis tomar. El canal de Youtube de Carlos, MejorPrevenir, es un buen comienzo. Muchas gracias, Carlos.

Manuel Palomo continuaría con las Jornadas. Manuel es un Educador Social que nos habló sobre la sexualidad y sobre la trascendencia que tiene esta en muchos aspectos de la vida, muchos de ellos donde no nos lo esperamos. Todo un descubrimiento del curriculum sexual propio. Manuel venía desde la asociación Sexpol de Madrid. Si bien fue un taller corto, nos sirvió para descubrir una parte interna que no se suele sacar a la luz, así como los métodos para trabajarla y los lugares a los que acudir para aprender más.

Narcóticos Anónimos y Puerta del Sol


Por otro lado, el sábado finalizaría con dos de las actividades más bonitas de todas las Jornadas. Tres drogadictos en rehabilitación de Narcóticos Anónimos estuvieron hablándonos de esta Asociación, de su utilidad social, de lo que hacen y el método que usan para ayudar a las personas que tienen problemas con las drogas. Y nos contaron algunas de sus experiencias personales, así como lo que les ha ayudado en el recorrido de su vida. Impactante por lo emotivo y por lo humano, creo que fue la charla que más me hizo sentir. Gracias Ramón, Mónica y Esteban.

Acto seguido fuimos a la Puerta del Sol a realizar una pequeña demostración de activismo estudiantil. Con un formulario preparado, preguntando a la gente sobre la Homeopatía, su conocimiento y su relación con la misma, fuimos a difundir la idea de que siempre, siempre, siempre que alguien esté tomando Homeopatía, nunca, nunca, nunca debe dejar el tratamiento convencional que le ha pautado el médico. Como mínimo.

Lo psicosocial en medicina


El domingo culminaría toda la experiencia de las Jornadas. En primer lugar, un breve taller sobre ecofeminismo, seguido de un taller impresionante a cargo de la fundación Marie Langer: “Lo psicosocial en medicina”. Se trataba de ir desarrollando al cachorrito humano hasta su adultez, pasando por todas las experiencias que condicionan al ser humano. Descubrir de las capacidades necesarias para crecer, que se van formando incluso antes de llegar a la mente racional, fue la base de esta actividad.

Se trataba, en el fondo, de ayudar a los futuros médicos que estábamos en la sala que el modelo biopsicosocial es el futuro y que nos permitirá sentirnos mejor tanto con nosotros mismos como con los pacientes. Entender al ser humano como un todo, más allá de la biología, más allá de la mente, como un colectivo.

También llegó en este momento una de las frases definitorias de estos cuatro días: “el médico debe curar a veces, aliviar a menudo y consolar siempre”. Y eso nos lo transmitieron. Sin duda.

Todo se acaba


Y todas estas actividades tuvieron lugar estos cuatro días de julio. Pero lo más importante no fueron los talleres o los descubrimientos que hacíamos… Lo más importante fueron las personas, organizadores, ponentes y compañer@s estudiantes que me acompañaron. Encontrar a gente motivada, con las mismas ilusiones que tú, luchando por cambiar el mundo y por llegar un poco más allá de lo que la Facultad ofrece… Personas que han dedicado una buena parte de su verano a venir a Madrid desde toda la geografía española, desde cada rincón, para poder formarse. Más que una formación para estudiantes ha sido una formación como personas. Cada conversación que he tenido, cada pausa, cada comida y merienda, las cenas, las noches con todos y todas. Muchas gracias. Las Jornadas las habéis hecho vosotr@s.

Gracias Antonio, Ana, Andrea, las dos Cristinas, Daniel, Denisa, Emilio. Gracias Gloria, Gracia, Guille, Julia, Laura, Licia, María, Nasi, Patricia, Paula, Vicky, Víctor, Paloma. Muchas gracias por estos cuatro espectaculares días. Y sobre todo gracias a ti, Sara, por descubrirme el CEEM. Ya sabes que el curso que viene será brillante.

P.D.: En esta ocasión la imagen destacada es la fachada del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. Antigua Facultad de Medicina donde, en su día, impartiese clase Ramón y Cajal.

Un comentario

  1. lmgdesande dice:

    Me interesan los cómics. Es divertido, didáctico, levanta el espíritu y aprendes. Por otro lado desarticulas la seriedad y solemnidad de la profesión médica. El buen humor mantiene el respeto y la dignidad de la personas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: