Sacar 25 horas al día con Anki

Sacar 25 horas al día con Anki

Hace unos meses hablaba en el blog sobre las técnicas de estudio que uso en época de exámenes. Voy cambiando y retocando el método para adaptarlo a las necesidades de cada semestre y a lo que yo sienta como más cómodo para mi. No obstante, hay una aplicación que llevo usando un año y que ha disparado mi productividad: Anki.

Una buena tarde de verano, aburrido ante la pantalla de ordenador, me puse a buscar blogs de estudiantes de medicina. Descubrí YourMedLife, que recomiendo leer encarecidamente. A través de esta página llegué a un post sobre Anki. Ese mismo día me propuse usarlo durante el curso que vendría, y ya en la primera asignatura de la que me examiné vi sus frutos. Neurofisiología aprobada. Desde entonces he usado esta aplicación en casi todas las asignaturas.

25 horas al día.png

Primeros pasos


¿Y de que se trata? Anki es un repositorio de tarjetas. Es una aplicación que funciona tanto en Mac OS como en Windows, tanto en móviles Android como iOS. Estas tarjetas contienen, en una cara, una pregunta sencilla sobre un concepto de una asignatura. Por ejemplo “tratamiento de la intoxicación leve por paracetamol”. En la otra cara de la tarjeta está escrita la respuesta. Una vez que estás preparado y si crees tener la solución, o si no consigues recordarla, pulsas en mostrar respuesta y te aparece el reverso virtual de la tarjeta.

A simple vista parece la versión reducida de un test. Pero en realidad es un método de estudio que ayuda a integrar conceptos a largo plazo. Hace que el aprendizaje sea más sencillo. En este artículo voy a mostrar como trabajo con Anki.

WhatsApp Image 2018-07-05 at 13.23.56(2)

La respuesta era N-Acetilcisteína

Todo lo que ofrece Anki


¿Qué provecho se le puede sacar? Anki tiene infinidad de utilidades.

  • Te permite crear tarjetas a tu medida, con tus propios apuntes e incidiendo en aquellas partes que los profesores señalan como importantes en las clases teóricas.
  • Puedes dividir las tarjetas en mazos de las asignaturas y estos en submazos de los temas.
  • Las imágenes o gráficas relacionadas con la respuesta se pueden adjuntar a las tarjetas.
  • Programa el estudio de las tarjetas día a día.
  • Puedes aprovechar para repasar en cualquier momento; mientras estás en el bus, lavándote los dientes, al preparar la comida, mientras esperas a tus amigos… Esto es uno de los mayores beneficios.
  • Contiene un registro de estadísticas de cada uno de los mazos, de modo que puedes obtener información de tu estudio; tiempo de repaso, desgloses y previsiones, tipos de tarjetas…
  • Ayuda a fomentar el estudio espaciado y a refrescar las ideas principales. A las pocas horas de haber estudiado algo el cerebro humano solo recuerda algo más de un tercio de la información. Repetir y recordar estos conceptos permite fijarlos.
  • Saca 25 horas al día ;).

Entrando en la aplicación


Funciona de la siguiente manera. La aplicación te permite calificar la calidad de tu respuesta según creas que te ha resultado fácil, normal, difícil o si no la has podido responder. Esto le sirve a Anki para determinar cuales son los conceptos que no recuerdas fácilmente y cuales son los que dominas. Aquellas tarjetas que más hayas fallado o que más te cuestan se repiten con mayor frecuencia a lo largo de los repasos que te propone Anki.

WhatsApp Image 2018-07-05 at 13.23.56.jpeg

De este modo, se refuerza el estudio de lo que te resulta más difícil de recordar. Y al revés, las tarjetas que respondes correctamente pueden llegar a “madurar”. Así aparecerán con una frecuencia mucho menor los conceptos maduros y serán mucho más frecuentes los que tengas verdes.

Anki separa las tarjetas por niveles de aprendizaje. Así tenemos las tarjetas que están por aprender, en azul, las que son jóvenes y no hemos estudiado mucho en verde claro, y las que ya tenemos bien integradas y han madurado en verde oscuro. Esto determina la frecuencia del estudio. Permite a Anki programar cada día que tarjetas hay que estudiar y cuales se pueden dejar para más adelante. Así, según las tarjetas que vas añadiendo, y según el nivel de aprendizaje de cada una, se te proponen un número de repasos cada día. Estos repasos se van integrando y van cambiando a medida que se acerca la fecha del examen.

Coger una rutina


Os voy a contar como utilizo Anki. Algunas personas en mi facultad también usan Anki, y soy consciente de que cada maestrillo tiene su librillo. Así que tomad esto solo como un ejemplo. Una vez descubres el potencial que te ofrecen las tarjetas de Anki puedes adaptarlo a tu gusto.

En mi caso todo comienza en el estudio. En las primeras semanas del semestre, cuando empiezo a mirar por encima lo que tengo que estudiar, hago tarjetas de los conceptos que me parecen más principales. A medida que va avanzando el curso y voy dedicando más horas al estudio voy añadiendo más tarjetas a mis mazos de Anki. Es importante que sean conceptos claros y concisos para poder repasarlos en unos segundos, no grandes tablas o listas que de otro modo tardaríamos varios minutos en rememorizar.

Hay personas que dedican un tiempo especifico de estudio a fabricar tarjetas. Yo prefiero intercalarlas mientras estoy repasando. Es decir, las hago entre tema y tema. Por dos razones principales:

  • Se me hace más ameno el estudio y me permite descansar
  • Cuando estoy estudiando mi cerebro hace click en los conceptos “ankileables”, que podrían ser una tarjeta. Lo apunto rápidamente y sigo con el estudio.

Así al final de la sesión puedo tener unas pocas tarjetas hechas y listas para empezar a repasar en los tiempos muertos.

Una vez se acerca la fecha del examen, si bien sigo con la creación de nuevas tarjetas, realizo también repasos completos de mazos. Es decir, configuro en la aplicación una sesión de estudio de todas las tarjetas que he hecho de esa asignatura hasta el momento. Esto se complementa con tests. Un tiempo del estudio lo dedico a tarjetas y tests. Habitualmente el día anterior al examen o en la misma previa al examen hago un último repaso de los conceptos que se me siguen escapando.

De este modo voy haciendo un repaso a lo largo de todo el curso. Voy recordando la base de cada asignatura. Permite retener la información y puede extenderse más allá de los exámenes e incluso ser útil para segundas convocatorias o para la realización del MIR. Lo que he conocido este año de Anki me ha sorprendido gratamente y espero seguir usándolo muchos años más.

WhatsApp Image 2018-07-05 at 13.23.56(1)

Anki organiza las tarjetas según cuanto las hayas estudiado

Móvil vs Ordenador


La aplicación para el móvil es muy intuitiva y fácil de utilizar. Se aprende rápidamente, en unos pocos minutos te haces a ella y puedes empezar a preparar tarjetas. Una vez lo conoces, Anki para ordenador tiene mucha más funcionalidad, aunque también es más difícil de manejar. Es menos útil a mi parecer usarlo para estudiar, pero puede servir para realizar las tarjetas con mayor rapidez que en el movil.

De todos modos la propia compañía ofrece un manual completo y en español. En el está toda la información sobre la aplicación y la explicación de cada una de las opciones de la misma.

Todavía tengo mucho que aprender de esta aplicación y tengo también años por delante para usar Anki. Eso si, existen otros softwares parecidos como GoConqr. Lo he descubierto hace poco y parece que tiene muchas otras opciones, como la capacidad de incluir tests, calendarios de estudio, diagramas de flujo… Desde luego también está la opción de preparar las tarjetas a mano e irlas separando en montoncitos según las vayas respondiendo bien o mal.

También he de decir que, aunque estudio medicina, Anki sirve para cualquier carrera y para muchas otras actividades. Estoy seguro que en derecho procesal o en química orgánica también se le encontraría utilidad. Y se de primera mano que este método se usa para aprender o reforzar idiomas.

Conclusiones


Anki es fácil de usar, se aprende rápido y se lleva con uno mismo a todos lados. Esta ventaja es ineludible. Poder repasar las tarjetas en cualquier momento muerto es la clave para sacar esos minutos extra al día, para aumentar la productividad y sentirse más realizado y satisfecho con el estudio. Es justo de esos ratos libres de donde salen los días de 25 horas. 

Es apropiado para trabajar en grupo. Se puede repartir la tarea de hacer tarjetas, de modo que unos se encarguen de hacer los mazos de una asignatura y otros de otra, para después compartirlo e importarlo a nuestra aplicación.

De todos modos usarlo solo para unas pocas asignaturas es lo correcto, al principio. Si es un método al que no te adaptas o que no te acaba convenciendo es mejor que no estuvieses usándolo en todas las sesiones de estudio. Y esto vale tanto para Anki como para cualquier otro cambio en tu método de estudio. Los cambios, paulatinos. Para probar si funcionan o no.

WhatsApp Image 2018-07-05 at 13.34.51.jpeg

Este es el menú principal, donde aparece una lista con los mazos disponibles

En último lugar aquí os dejo todos los mazos que he hecho durante este curso. Son más de 1250 tarjetas repartidas en 9 asignaturas. Me gustaría que os sirvan y podáis usarlos, aunque soy consciente de que en cada facultad cada asignatura se imparte de una manera y lo que puede ser un mazo perfecto para mi puede no serlo para otro. E incluso en la misma facultad el temario puede ser diferente de año a año. Se va actualizando, las guías de práctica clínica recogen los cambios y acaban llegando a las asignaturas.

Por eso pienso sinceramente que la mejor opción es realizar personalmente o en grupo las tarjetas de cada asignatura cada año. Apoyarse en tarjetas de otros está muy bien, sobretodo si no tienes tiempo, pero tus propias tarjetas han de ser la base de tu repositorio de Anki.

Espero haber ayudado. Si todo este artículo ha servido para que una sola persona se lance a probar como es Anki, me sentiré más que satisfecho. ¡Me sentiré muy contento! Es un placer que hayas leído hasta aquí. ¡Muchas gracias!

P.D.: Si queréis sacar todos los superpoderes de Anki os recomiendo Almudena Trinidad tiene una guía para conseguirlo.

Imagen destacada: Puente de Hierro – Hervás. Créditos a VisitaAmbroz.com

3 comentarios

  1. lmgdesande dice:

    Interesante
    En mi época eran tarjetas hechas a mano con dos agujeros para meter las anillas
    En esas tarjetas ponía los síndromes con nombre propio, las tríadas de síntomas diagnósticos y las demás cosa que no siendo patognomonicas eran de examen. Así las recordaba
    Era un Anki analógico

    • Desde luego las épocas cambian pero este conocimiento del estudio espaciado lleva con nosotros más de cien años. Es curioso, aunque parece que normal, que usaseis métodos parecidos antiguamente. Anki analógico como comentas.

  2. […] repitiendo las tarjetas. He hecho un artículo completo al respecto ya que es muy difícil resumir todo lo que Anki ofrece en unas pocas lineas. Tambíen puedes encontrar más información sobre Anki en otros […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: